Espacio para Docentes del Nivel Inicial

Espacio para Docentes del Nivel Inicial
Proyectos, Unidades Didácticas, Secuencias, Didácticas, Cuentos, Poesías, y todo lo que necesitas para Educación Infantil.

10/10/09

Diferentes modalidades que pueden asumir las Actividades


Las actividades cuando promueven aprendizajes significativos posibilitan además el desarrollo de la espontaneidad, la creatividad y la autonomía. Algunas serán verdaderas situaciones de juego, otras en cambio podrán asumir o no formas lúdicas.

Estas situaciones pueden desarrollarse en forma simultánea o no, dependiendo de la propuesta y los objetivos que se persigan.
A continuación, se describen algunas de las diferentes modalidades que pueden asumir las situaciones de enseñanza. Aunque se mantienen los nombres con los que tradicionalmente se conocen, tanto su forma de organización como sus objetivos se modifican. Cabe aclarar que esta descripción no agota las propuestas que pueden crear los docentes. Así, por ejemplo, se podrán organizar talleres, se trata de una modalidad que puede asumir diferentes características según las decisiones que tomen los docentes en particular y la institución en su conjunto.
Juego Centralizador
Este tipo de actividad puede tener como objetivo promover el desarrollo de contenidos lúdicos o de otras áreas como por ejemplo de matemática y/o prácticas del lenguaje y/o el ambiente natural y social, etc. Se desarrolla con el grupo en su totalidad.
El docente interviene con una propuesta inicial en la que plantea el juego. Una vez que este se inicia, va retomando las iniciativas de los niños (aquellas que expresan verbalmente o que surgen en la propia acción). La intervención docente tiene siempre carácter lúdico y se expresa mediante una sugerencia, una pregunta, una acción que forma parte del juego mismo. Los niños pueden o no asumir diversos roles (depende de la edad de los alumnos), mientras que las distintas acciones que surgen se van complementando a través de la propia dinámica del juego y por la intervención oportuna del docente.
Se requiere aportar elementos que enriquezcan el juego, por lo que tiene que estar planificado por el docente que es el encargado de garantizar los elementos necesarios para que se desarrolle el juego (algunos pueden ser del jardín, otros los aportará el docente y también podrán contribuir los niños siempre que sean cosas accesibles para ellos y sus familias).
El juego centralizador es para el docente un momento fundamental para conocer las posibilidades de juego de los niños y los conocimientos que tienen sobre un determinado contenido o contexto. En este sentido, la observación del juego permite planificar nuevos juegos teniendo en cuenta los intereses, los nuevos conocimientos o las experiencias directas que se pueden programar para más adelante.
Es un analizador fundamental para elaborar propuestas que permitan articular las necesidades de los niños y aquello que se quiere enseñar.
Juego Trabajo
“Llamamos Juego Trabajo a la actividad en la que se recrea un aspecto de la realidad; por ejemplo: la verdulería, un viaje en lancha colectiva, la sala de primeros auxilios, el mercado, el puerto, etc.; o una temática fantástica; por ejemplo: los monstruos, el viaje a la luna, la fiesta de disfraces, etcétera.
“Esta recreación (de la realidad o de la fantasía) se realiza a través de distintos tipos de situaciones en las que los niños pueden optar por diversos materiales y propuestas, conformando subgrupos para organizar el espacio y elaborar materiales de juego.
“Hay distintas posibilidades de organizar y desarrollar el juego trabajo y se sugiere utilizarlas todas, variando su planificación de modo tal que los niños tengan mayores posibilidades de exploración de juegos.
Este tipo de juego permite que los niños recreen el conocimiento social y natural, y adquieran nuevos conocimientos a partir de las situaciones que surgen en el desarrollo del juego y en el intercambio con los otros niños.
Decidimos en este documento retomar la denominación de juego trabajo que surge con este nombre como propuesta didáctica para la Educación Inicial; pero es necesario tener en cuenta que se trata de una propuesta lúdica, con propósitos y estrategias determinadas que de ninguna manera pueden convertirse en un trabajo para el niño ya que no puede estar ligado exclusivamente a la producción y menos aún a los requerimientos de otro, olvidando la libertad y la creatividad que definen a todos los juegos.
“Los niños preparan, confeccionan y construyen materiales y objetos de juego que luego los combinan para enriquecer el juego dramático.
“Este momento requiere de mucha participación ya que se espera que los niños hagan sugerencias y recreen los materiales en un verdadero ambiente lúdico y creativo en el que producen distintos objetos interesantes para jugar. En este sentido, se recrea el recorte” del ambiente o fantástico [...] “que se está trabajando y cuando el clima es lúdico y creativo surgen propuestas originales e interesantes.
Cabe aclarar entonces que no se trata de una actividad dirigida en la que el docente ofrece gorros y los niños tienen que pintarlos, sino que los niños eligen qué quieren hacer y cómo para jugar a…. El docente escucha y orienta, sugiere y acompaña el proceso de construcción de los objetos lúdicos y pone a disposición los materiales que los niños requieren, sin coartar posibilidades. Muchas veces el juego dramático ya comienza en el momento que se elaboran los materiales ya que cuando los niños se van probando las máscaras, los disfraces o los objetos que están elaborando comienzan a desplegar los personajes que les sugieren dichos materiales.
“Cada una de las opciones del juego trabajo tiene momentos que deben ser debidamente planificados por el docente; pero se sugiere que no se establezcan pasos o momentos de juego demasiado rígidos, sino que estos surjan del desarrollo de la actividad misma.
“El juego trabajo es mucho más rico cuando es posterior a una salida o paseo como puede ser: conocer la estación de tren, la panadería, una fábrica, un museo, el cine, el diario, el supermercado, el hospital etc., pero también puede realizarse sin una visita o paseo previo, ya que se pueden utilizarse otro tipo de disparadores como cuentos, videos, relatos, etc. También es muy interesante incluir el juego durante el desarrollo de una Unidad didáctica o proyecto para observar cómo evolucionaron los conocimientos de los niños sobre el recorte seleccionado”.
Juego en sectores
“Se organiza a partir de los materiales que se ofrecen en los distintos lugares y espacios de la sala. Es una actividad que permite la libre elección por parte de los niños y la exploración de distintos tipos de materiales y propuestas, dando lugar a la conformación de distintos subgrupos. Esta modalidad es muy apropiada para niñas/os entre los 2 y los 5 años aproximadamente.
“Los sectores se enriquecen o modifican en función de las unidades didácticas o proyectos que se están desarrollando en la sala y en función de los contenidos que se quieren trabajar. No tienen por qué estar siempre todos habilitados al mismo tiempo ya que el docente seleccionará aquellos que le resulte pertinente disponer en función del proceso de trabajo con el grupo.
“Dado que uno de sus objetivos es favorecer la libre elección por parte de los niños, es importante respetar dicha elección, considerando algunas pautas mínimas que faciliten que no todo el grupo vaya al mismo sector. Si esto ocurre, el docente puede planificar un juego centralizador con esa propuesta y esos materiales, tan elegidos por el grupo, ya que la elección de todos por un solo sector está manifestando el interés de los chicos por ese juego y esos materiales o el encasillamiento o la rutinización del juego. En este caso el docente, ofrecerá otra propuesta que genere nuevas experiencias de juego.
“Los sectores en que se puede organizar la sala son múltiples, variados y flexibles y dependen de la creatividad del docente, las propuestas de los niños y las posibilidades de cada jardín. A modo de ejemplo presentamos algunos de ellos, que se presentan en forma organizada para su comprensión; pero que no tienen el objetivo de promover una presentación rígida y estructurada del espacio de la sala sino una propuesta variada y atractiva para los niños.
60 DGCyE, Diseño Curricular para la Educación Inicial, 2007, Resolución 3161/07.
Fuente: DGCyE, Diseño Curricular para la Educación Inicial, 2008